Apoyo al cierre del Crimen de las Américas

A lo largo y ancho de América la sangre de campesinas y campesinos mestizos, afrodescendientes, indígenas, habitantes y trabajadores de la calle, líderes y liderezas de barriales, comunitarios, sociales, ambientalistas, sindicales, de derechos humanosa han sido blanco de operaciones policiales y militares de las fuerzas institucionales o grupos de “civiles” armados de estrategias paramilitares. Se han destruido vidas humanas, proyectos de vida comunitaria, proyectos de sociedad auténticamente democráticos, se ha aniquilado pensamientos libres y alternativos, se ha estigmatizado y criminalizado la solidaridad.

Centenares de ellos, millares han sido formados en la Escuela de las Americas. Allí las Fuerzas Militares y de seguridad de los Estados Unidos los han adoctrinado, adiestrado en técnicas de destrucción de la vida humana para sostener un modelo de sociedad, mal llamado democrático. El pueblo de los Estados Unidos indignado se ha levantado en una protesta permanente de movilización de más de 20 mil personas; han desarrollado acciones jurídicas internas y una presión sobre los senadores de los Estados Unidos con la finalidad de lograr el cierre de la Escuela.

La acción política nació desde los crímenes de los sacerdotes jesuitas y algunos de sus colaboradores en El Salvador. Desde ese año, se han ido sumando millares de nombres de víctimas de Crímenes de Estado cometidas por militares, por policías, por agentes de seguridad formando en la Escuela con sede en Georgia. Criminales de Lesa Humanidad justifican sus actuaciones contra la dignidad humana, contra Derecho por la formación allí recibida.

Criminales de Guatemala, Honduras, El Salvador, México, Panamá, Brasil, Ecuador, Uruguay, Chile, Argentina, Bolivia, Nicaragua y Colombia han estado en la Escuela, que debido a la presión el pueblo de Estados Unidos se ha trasladado de sitio, pero que continúa teniendo sustento legal para su existencia.

A la tradicional marcha anual, y ante la permanencia de la Escuela, líderes ciudadanos del común, entre el 25 y el 27 de abril en diversas partes de Estados Unidos se realizará entre el 25 y el 27 de abril un ayuno para presionar al Congreso Norteamericano para que apruebe el Proyecto de Ley, presentado por el representante McGovern, que busca cerrar la tristemente recordada Escuela de las Américas e iniciar un juicio de responsabilidad por los Crímenes y violaciones de Derechos Humanos.

Los pueblos originarios, las comunidades y organizaciones de víctimas de Colombia, México, Guatemala, Salvador, Ecuador, Chile, Argentina, Brasil, España, Italia, Canadá, Alemania, Estados Unidos y las organizaciones ambientalistas, de derechos humanos que son parte de la Red de Alternativa se suman a los ciudadanos y ciudadanas de los Estados Unidos que protestan nuevamente para el cierre de la Escuela de las Américas.

SUMATE a la afirmación del pueblo de los Estados Unidos en el Derecho a la Paz de América y del Mundo con el Cierre de la Escuela de las Américas con el apoyo a la propuesta del senador McGover para su clausura definitiva

SUMATE a la afirmación del Derecho a Saber y a la memoria de las Víctimas de Crímenes de Estado con el desmonte y entrega total de información de los agentes estatales formados en la Escuela de las Américas

SUMATE a la exigencia de justicia interna e internacional por la responsabilidad de dirigentes, de militares, de estrategas y de empresas privadas de los Estados Unidos responsables de la orientación, la financiación y definición estrategias criminales para favorecer intereses privados y del mercado de los Estados Unidos.