Minería en San Marcos

Fernando Bermúdez, Pastoral Social


“Dios puso al hombre en el jardín del Edén,
para que lo cultivara y lo cuidara” (Gn 2,15).

Dios nos legó un mundo maravilloso, con recursos naturales (árboles y plantas, animales, ríos, lagos, océanos, minerales...) para que el ser humano se sustente de ellos de un modo sostenible. Entre estos recursos está la minería.

¿Qué es la minería de metales?

Es la actividad industrial que se dedica a sacar de abajo de la tierra los minerales metálicos que se encuentran en la roca dura: oro, plata, cobre, níquel, zinc...

Hay varios tipos de explotación minera: subterránea (galerías o túneles profundos bajo la tierra) y a cielo abierto.

¿Qué es la minería a cielo abierto?

La minería a cielo abierto es una actividad industrial que consiste en extraer los metales que hay a pocos metros de la superficie. Esta actividad se lleva a cabo talando los árboles y removiendo la tierra hasta llegar a la roca que contiene los minerales metálicos. Para ello usan grandes máquinas y explosivos, dejando graves daños en el ambiente. Es una actividad insostenible, en la medida que la explotación del recurso supone su agotamiento.

Para desarrollar este proceso, se requiere que el yacimiento se encuentre cerca de la superficie.

En San Miguel Ixtahuacán y Sipacapa hay minerales metálicos cerca de la superficie, por lo que se realizará una explotación a cielo abierto, pero también hay minerales, sobre todo oro, a más de 200 metros de profundidad, por lo que también se están construyendo alrededor de 2 kilómetros de túneles para explotar el metal que se encuentra en esas profundidades.

Una vez removida la tierra y la roca, se tritura en grandes molinos. Después, convertida la roca en polvo, se vierte en grandes depósitos con agua y cianuro, para separar el oro de la roca. A este proceso de le llama lixiviación.

Hay que observar que para este proceso se requiere mucha cantidad de agua, aproximadamente 1,220 litros por hora para llenar los grandes depósitos. También hay que observar que el cianuro es una sustancia altamente tóxica.

Los desehos no minerales y los compuestos químicos van hacia un estanque artificial, llamado cola de desecho. Ahí se almacenan los residuos. La empresa dice que este agua de la cola de desecho se recicla para que no contamine los arroyos.

Guatemala un país rico lleno de empobrecidos

Guatemala es un país rico. Tiene dos océanos, ricas tierras con una gran variedad de cultivos, yacimientos de petróleo y recientemente se ha descubierto que existe en su suelo una gran variedad de minerales: oro, plata, níquel, zinc, cobre, plomo, etc. Pero estas riquezas naturales no son de provecho para las grandes mayorías de los pueblos indígenas y de los campesinos. Una gran cantidad de familias vive en la pobreza y la miseria. Hay analfabetismo y una elevada mortalidad infantil.

En el actual momento, estas riquezas son de beneficio mayormente para las compañías multinacionales, es decir compañías que, aunque sean de un determinado país operan en muchos países. Las empresas multinacionales en su mayoría son del Norte. Vienen a ganar dinero, aprovechando la materia prima y la mano de obra barata. Con nuestra riqueza hacen negocio en el mercado internacional. Ellas se enriquecen a costa de la explotación de nuestros recursos naturales.

En Guatemala opera la empresa MONTANA con el Proyecto Marlin y Entre Mares S.A.. Son compañías multinacionales de Canadá y Estados Unidos, que dependen de la compañía madre “Glamis Gold”.

¿Qué hacen estas compañías?

En primer lugar, la empresa minera solicita al Ministerio de Energía y Minas licencia de Reconocimiento, después de Exploración y, finalmente de Explotación. Una vez concedida la licencia de Explotación crea la infraestructura necesaria: vías de comunicación, molinos para triturar la piedra, grandes depósitos para la separación del oro de la piedra molida, perforación de pozos de agua, etc. Actualmente hay en el país 114 licencias de Reconocimiento, 246 de Exploración y 4 de Explotación.

Beneficios y riesgos
de la explotación minera a cielo abierto

Beneficios
  1. Genera empleos, con lo cual se puede aliviar la situación de pobreza.
  2. Oportunidad para los comerciantes.
  3. Mejora de carreteras, puentes y otros servicios comunitarios.
  4. Podría instalarse clínicas al servicio de los trabajadores.
Desventajas y riesgos
  1. Destruye amplias zonas de bosque, ahuyentando o matando a los animales.
  2. Hay explosiones para abrir la tierra. Dejan suelos destruidos, inservibles por muchos años.
  3. Deja tierras expuestas a la erosión de los amontonamientos de residuos estériles.
  4. Usa el cianuro, sustancia química altamente tóxica, para separar el oro de la roca, que corre el riesgo de provocar un desastre ambiental.
  5. Usa mucha agua que extrae de pozos muy profundos, corriendo el riesgo de que afecten los manantiales y arroyos, debido a la tala de árboles y a las excavaciones de la tierra.
  6. Peligro de fugas en el depósito de colas.
  7. Riesgo de contaminación de suelos y aguas subterráneas por el cianuro y el drenaje ácido, pues al quebrar la roca quedan expuestos otros elementos químicos de metales pesados concentrados, que se combinan con la lluvia y pueden contaminar los mantos de agua subterráneos.
  8. Riego de contaminación del aire con impurezas sólidas, por ejemplo polvo y combustibles tóxicos o inertes, capaces de penetrar hasta los pulmones, provenientes de diversas fases del proceso. También puede contaminarse el aire con vapores o gases de cianuro, mercurio o dióxido de azufre contenidos en gases residuales ed los procesos de combustión incompleta.
  9. Una vez que la compañía minera termina su trabajo y se marcha genera un fuerte problema de desempleo.
  10. Las mayores ganancias económicas son para la compañía multinacional.
  11. En las comunidades unos están a favor de la explotación minera y otros en contra, lo cual crea divisiones y conflictos.

En conclusión

La explotación minera a cielo abierto deja más daños que beneficios.

Las mayores ganancias económicas son para la compañía multinacional. Poniendo un ejemplo, ella gana 85 y el país sólo 15. Esto, según la ley actual, es correcto. Por eso debe cambiarse la ley de Minería.

Visión Jurídica

El derecho a la consulta de la población. Convenio 169 de la OIT

Los Convenios y Tratados internacionales ratificados por el Estado de Guatemala están en el mismo orden jerárquico que la Constitución Política de la República. Por lo tanto el Estado tiene la obligación de cumplirlos. Es aquí donde se sitúa el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo).

Artículo 7: 1). Los pueblos interesados deberán tener el derecho de decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que éste afecte a sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar, en la medida de lo posible, su propio desarrollo económico, social y cultural. Además, dichos pueblos deberán participar en la formulación, aplicación y evaluación de los planes y programas de desarrollo nacional y regional susceptibles de afectarles directamente.

2). El mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo y del nivel de salud y educación de los pueblos interesados, con su participación y cooperación, deberá ser prioritario en los planes de desarrollo económico global de las regiones donde habitan. Los proyectos especiales de desarrollo para estas regiones deberán también elaborarse de modo que promuevan dicho mejoramiento.

3). Los gobiernos deberán tomar medidas, en cooperación con los pueblos interesados, para proteger y preservar el medio ambiente de los territorios que habitan.

En este Convenio se señala también que cuando la explotación minera se hace en regiones indígenas, el Estado tiene la obligatoriedad de realizar una consulta a la población y de aplicarla.

Artículo 15: Los derechos de los pueblos interesados a los recursos naturales existentes en sus tierras deberán protegerse. La población deberá participar en la utilización, administración y conservación de los recursos. En caso de que pertenezcan al Estado la propiedad de los minerales o de los recursos del subsuelo, los gobiernos deberán establecer consultas a los pueblos interesados, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados antes de emprender o autorizar la explotación de los recursos.

Postura de la Iglesia

La Iglesia no está en contra de la explotación sostenible de los recursos naturales que Dios nos ha dado, siempre que esta explotación revierta en beneficio de las comunidades, para mejorar su nivel de vida.

La postura de la Iglesia es la defensa de la vida del ser humano y de la naturaleza. Dios creó la naturaleza para que el ser humano viva en armonía con ella y la cuide (Gn 2,15). La destrucción del medio ambiente es también una ofensa a su Creador. Si la actividad minera a cielo abierto va aprovocar impactos sociales sobre la salud y la vida de las poblaciones, y va a afectar a la biodiversidad, su postura es de resistencia pacífica, pero firme y activa. Así lo dejó claro la Conferencia Episcopal de Guatemala y nuestro Obispo Álvaro Ramazzini, quien además hace un llamdo a los campesinos a no vender su tierra.

Asimismo, la Iglesia llama a las instituciones del estado a que se respete el estado de derecho, es decir, que se realicen consultas populares tal y como está establecido en la Constitución Política de la República y el Convenio 169 de la OIT.

Finalmente, la Diócesis de San Marcos hace un llamado a las comunidades afectadas por la minería a que desarrollen una actitud de diálogo, no de confrontación ni el uso de la violencia, y mantengan la unidad y la convivencia entre todos, estén en contra o a favor de la minería.

Retos

  1. Estar bien informados sobre el tema de la minería: ventajas y desventajas.
  2. Participación comunitaria, que es asumir el derecho y la responsabilidad de construir un futuro común. La verdadera democracia es participativa, es decir, cuando la toma de decisiones se hace con la participación de toda la comunidad.

    Esto lleva a exigir que el gobierno no conceda licencias de exploración ni de explotación sin antes posibilitar una consulta de la población.

  3. Mantener la unidad comuntaria y la paz. La presencia de las compañías mineras está creando problemas, confrontaciones y divisiones en nuestras comunidades. Unos están a favor y otros en contra. Es por eso que, como cristianos, no vamos a permitir que nadie divida a nuestras comunidades. Hemos de respetar a quienes no piensan como nosotros. La unidad comunitaria está por encima de todo. Tampoco vamos a permitir que gente extraña entre a nuestras comunidades ofreciendo venta de armas, pues éstas sólo traen más violencia.

Preguntas para compartir en comunidad:

  1. ¿Que información tenemos sobre la minería en Guatemala y en concreto en nuestro municipio?
  2. ¿Que beneficios y riesgos nos trae la explotación minera a cielo abierto?
  3. ¿Qué dice el Convenio 169 de la OIT?
  4. ¿Qué postura y acciones concretas hemos de asumir?
Enviado por Anónimo el Sáb, 2006-11-18 15:36. categories [ ]